Buscar

Tiempos Críticos

Etiqueta

Economía

LA TASA DE GANANCIA BAJO LA PRESENCIA DE LOS MERCADOS FINANCIEROS: UNA CORRECCIÓN NECESARIA

LA TASA DE GANANCIA BAJO LA PRESENCIA DE LOS MERCADOS FINANCIEROS: UNA CORRECCIÓN NECESARIA

Alan Freeman

Universidad Metropolitana de Londres

afreeman@iwgvt.org

Traducido por: A. Sebastián Hdez. Solorza

 

Descarga el artículo completo en PDF


RESUMEN

Esta es una versión previa a la publicación del artículo con el mismo nombre en el Journal of Australian Political Economy. Debe citarse como “Freeman, A. 2012 ‘The Profit Rate in the Presence of Financial Markets: a Necessary Correction’. Journal of Australian Political Economy, Number 70, Summer 2012, pp. 167-192”

En las últimas dos décadas la cantidad, variedad y valor monetario de los instrumentos financieros comercializables ha crecido en términos de su magnitud. Mientras que las acciones [equities] tradicionales han crecido ciertamente en número y valor, el mayor crecimiento ha ocurrido en los títulos [securities] debido al cambio en otorgar préstamos securitizados [securitized] en los 1970s. Esto es quizás el único desarrollo significativo de lo que muchos escritores llaman ‘financiarizaión’ [‘financialisation’].

Este artículo argumenta que estos activos, cuando funcionan como capital-dinero, entran en la igualación de la tasa de ganancia. Constituyen parte del capital adelantado por la clase capitalista como un todo y por consiguiente deben incluirse en el denominador de la tasa de ganancia.

Al menos en los dos principales mercados financieros mundiales –el del RU y el de los EUA– las mediciones de la tasa de ganancia revelan una caída general, sistemática y virtualmente ininterrumpida de la tasa de ganancia desde finales de los 1960s.

El artículo reexamina la definición de tasa de ganancia encontrada en los escritos de Marx sobre este tema y argumenta que confirma la inclusión de los instrumentos financieros tanto en el concepto como en la medida de la tasa general de ganancia tal y como la definió Marx.

 

Códigos JEL: B24, B3, B5, B50

Palabras clave: tasa de ganancia, financiarización, teoría de valor, economía marxista, TSSI, Nueva Solución, temporalismo

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO AL DESCARGAR EN PDF

 

EL CAMINO A LA SERVIDUMBRE DE MERCADO ¿Por qué la economía no es una ciencia y cómo arreglarlo?

EL CAMINO A LA SERVIDUMBRE DE MERCADO

¿Por qué la economía no es una ciencia y cómo arreglarlo?

Alan Freeman, Universidad Metropolitana de Londres

afreeman@iwgvt.org

Traducido por A. Sebastián Hdez. Solorza

Descarga el artículo completo en PDF


RESUMEN

Este artículo presentado en la conferencia de la Iniciativa Postglobalización en Mayo de 2013 en Moscú trata con la función de la economía en el orden mundial moderno. Buscar explicará cómo, en tanto que profesión (sin exceptuar notables excepciones individuales), la economía ha fallado en predecir la crisis que comenzó en 2007; porqué falló en prever su amplitud y profundidad y por qué no propone soluciones que podrían traerla a un final.

El artículo desafía la afirmación más fundamental de la economía, que se conduce a sí misma como una ciencia, argumentando que en realidad se comporta como un sistema religioso al tomar y justificar decisiones políticas cuya creencia principal es la perfección del mercado: la noción de que la combinación de propiedad privada en la producción con mercantilización universal no sólo es óptima sino que no puede fallar.

El artículo propone una concepción radicalmente nueva sobre la labor ética de los economistas al resistir la falsedad, lo cual puede hacer conduciéndose como una ciencia pluralista. Para este objetivo, el artículo introduce una distinción entre dos funciones del conocimiento: su función exotérica por medio de la cual, la sociedad busca controlar la naturaleza; y su función esotérica, la cual organiza dentro de una estructura racional, sistemas de leyes, éticas, moralidades y las relaciones entre ellas.

En la ciencia, la exotérica predomina sobre la esotérica. En la religión ocurre el caso contrario. Esto explica la verdadera función de la economía, que es un sistema normativo disfrazado con el principio primario de perfección del mercado. Sus prescripciones se derivan no del método científico normal de probar una variedad de teorías contra la evidencia, sino de la elevación de un supuesto en un dogma inobjetable. Opera como un cuerpo monotéorico de conocimiento donde, en cualquier momento y enfrentando cualquier problema, sólo hay una única respuesta, negando así a los usuarios de la economía el derecho democrático y científico básico de elegir entre una variedad de respuestas sobre la base de sus propias evaluaciones tanto de la evidencia como de las presuposiciones de las teorías de las que se deducen respuestas prospectivas.

El mecanismo primario de su función religiosa reside por tanto en sus métodos de selección teórica: permite la promulgación y el desarrollo únicamente de aquellas teorías que dan lugar a predicciones consistentes con el dogma de la perfección del mercado.

Está construida para suprimir cualquier cuerpo teórico que conduzca a conclusiones inconsistentes con el supuesto de perfección de mercado, destacables entre ellos teorías como las de Marx y Keynes, las cuales demuestran que el sistema de mercado es contradictorio en sí mismo –esto es, que actúa socavando sus propias bases para su existencia. Lo más probable es que mientras una teoría lleve a conclusiones como esas sea más fuertemente suprimida.

En consecuencia, aquellas teorías que escapan la red supresora de la economía son precisamente aquellas donde el orden social actual es presentado no sólo como óptimo, sino como natural, inevitable y eterno.

La interferencia con este mercado se vuelve entonces un crimen en contra de la naturaleza. Todos los beneficios privados de los propietarios se vuelven un resultado de las fuerzas naturales: son ricos porque la naturaleza tenía la intención de que lo fueran. Cualquier política diseñada para contrarrestar o superarlas está equivocada. En una palabra, la naturaleza, ha sido entronizada como un Dios, al excluir a los humanos de la Naturaleza.

Utilizo el término servidumbre de mercado para caracterizar a este sistema porque elimina la elección del terreno. La acción humana se designa como un crimen contra la naturaleza. Hayek y sus seguidores, en su artículo, se equivocaron volver de esto todo un tema al afirmar que la ‘servidumbre’ proviene de interferir con el mercado. Pero en realidad ellos proponen que el único camino abierto para la humanidad es someterse al mercado. Su libertad es la del esclavo que acepta su destino. No tenemos elección sino lo que orden el mercado. La economía, tal cual la conocemos, es la manifestación teórica perfecta de esta doctrina, igual que el catolicismo medieval tardío era la manifestación perfecta de la doctrina de la sumisión al orden aristocrático y monárquico.

El artículo analiza los dos mecanismos principales por los que, la profesión de la economía ha llegado a este punto: selección por conformidad y deslegitimación institucional, y brevemente esquematiza cómo el ‘pluralismo ascertivo’ podría, si se aplica sistemáticamente, restablecer el estudio de la economía política al estatus de ciencia.

Las diapositivas y el video de la presentación, así como la discusión, se hará disponible por medio del link a este artículo. https://londonmet.academia.edu/AlanFreeman

 

Códigos JEL: B1, B4, B5

Palabras clave: Valor, precio, dinero, trabajo, Marx, MELT, Okishio, TSSI, temporalismo, tasa de ganancia.

 

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO AL DESCARGAR EN PDF

Los límites del Valor Ricardiano: Ley, Contingencia y Movimiento en la Economía

Los límites del Valor Ricardiano: Ley, Contingencia y Movimiento en la Economía

por Alan Freeman*

Traducido por A. Sebastián Hdez. Solorza**

Descarga el artículo completo en PDF


Resumen

Este artículo discute la relación entre ley y contingencia en la formación del valor. Comienza con una afirmación de Marx ampliamente ignorada, repetida a lo largo de sus trabajos, de que la igualdad entre oferta y demanda es contingente y su no igualdad constituye su ley. Esta altamente compleja y original idea nos lleva a pensar el capitalismo, y al mercado, como una entidad que se perpetúa a sí mismo al fallar en perpetuarse: es el hecho de que la oferta diverge de la demanda lo que causa que el sistema continúe, no el hecho de que la oferta y la demanda se igualen, lo cual es únicamente el caso de un promedio estadístico y nunca ocurre exactamente.

Esta diferencia fundamental y no reconocida entre el enfoque de Marx y el de los clásicos también distingue a Marx de la mayoría de los economistas modernos, quienes se han enfocado en el equilibrio como el principio definitorio de facto del cual se puede deducir el valor. El problema es precisamente el opuesto: es definir una concepción del valor que no requiera del equilibrio y que no suponga que la oferta y la demanda se igualan, de que los bienes se vendan, de que las ganancias se iguales o de que se cumplan cualquiera de las propiedades ‘tipo ley’ de un mercado ideal.

 Las propiedades ‘tipo ley’ de un mercado deben deducirse entonces como resultado de la dinámica, que es temporal, del comportamiento del mercado expresado en términos de la interacción entre el valor bien definido y el valor de uso. Para que ese concepto de valor pueda tener aplicabilidad universal, el precio debe ser reformulado como una forma del valor y el dinero teorizado sobre este fundamento. Este artículo, presentado en la EEA mini conferencia sobre el valor en la Eastern Economic Association en Marzo de 199 plantea los principios generales involucrados.

Palabras clave: Crisis, desigualdad, fallas de mercado, TSSI, Temporalismo, Marx, Valor, Marshall, Walras, equilibrio, desequilibrio, historia del pensamiento, Keynes, Economía Austriaca, economía Postkeynesiana, Ricardo


Los límites del Valor Ricardiano: Ley, Contingencia y Movimiento en la Economía

por Alan Freeman, Universidad de Greenwich, 1° de Noviembre de 1998

Traducido por A. Sebastián Hdez. Solorza

Los economistas vulgares prácticamente no tienen idea sobre la naturaleza del valor, por consiguiente toda vez que desean considerar el fenómeno en su pureza, a su manera, asumen que la oferta y la demanda son iguales.

-Marx, El Capital, Tomo I, p.260.

Para poder descubrir cómo la expresión simple del valor de una mercancía reside oculta en la relación de valor entre dos mercancías, debemos, primero a todo, considerar la relación de valor independiente de su aspecto cuantitativo. El procedimiento usual es precisamente lo opuesto a esto: en la relación de valor únicamente se ven las proporciones en las que cantidad definidas de dos tipos de mercancía cuentan como iguales entre sí. Se pasa por alto que las magnitudes de diferentes cosas únicamente se vuelven comparables en términos cuantitativos cuando han sido reducidas a la misma unidad.

-Marx, op cit, p. 141.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO AL DESCARGAR EN PDF

Notas

[1] Email a.freeman@greenwich.ac.uk; Sitio web http://www.greenwich.ac.uk/~fa03

Una metáfora invasiva: el concepto ‘centro de gravedad’ en la economía

Una metáfora invasiva: el concepto ‘centro de gravedad’ en la economía

por Alan Freeman*

Traducido por A. Sebastián Hdez. Solorza**

Descarga el artículo completo en PDF


Para AHE, 2006

 

Resumen

Este artículo examina críticamente el concepto ‘centro de gravedad’ como lo adaptaron los economistas de la mecánica clásica, relacionando la idea de ganancias, precios y cantidades de ‘largo plazo’ como se encuentra presentado en el trabajo de los post-Sraffianos. También trata el origen de este concepto de ‘largo plazo’ en la distinción que hace Marshall entre el corto plazo y el largo plazo en la determinación de las magnitudes económicas.

Muestra que los economistas han concebido generalmente al centro de gravedad como una magnitud teórica que no se observa, pero alrededor de la cual oscilan las magnitudes observadas, ya sea aleatoriamente o de una manera determinista, lo cual es ampliamente aceptado. Sin embargo, esta idea ha sido interpretada de dos maneras en la historia del pensamiento económico:

  • como un atractor, determinado dinámicamente, en cada punto del tiempo por procesos históricos dependientes del pasado que condujeron a la economía a su estado presente.
  • como un hipotético estado de equilibrio de la economía, determinado independiente de la historia por los parámetros exógenos del momento (utilidad, capacidad técnica, etc.)

Demuestra que estas dos ideas son necesariamente distintas y que ambas deben ser tomadas en cuenta en un programa de investigación plural. Matemáticamente, el atractor de una variable no es en general igual a su hipotético estado de equilibrio, excepto bajo circunstancias altamente restringidas tales como la ausencia de cambio técnico. Además, salvo por circunstancias excepcionales, la divergencia entre las predicciones de las magnitudes observadas de los dos enfoques incrementan con el tiempo, por lo que no se puede aceptar que uno converge al otro. Por consiguiente se obtendría un error si se asume a priori que (1) es idéntico a (2).

El hecho de que las dos concepciones conduzcan a diferentes predicciones no determina que alguna es correcta. Esto debe determinarse empíricamente y posteriormente establecer una prueba empírica consensuada por la comunidad de científicos sociales, o mejor aún, por la sociedad.

Este artículo argumentará que, empíricamente, la ‘prueba de variables’ contra la cual, ambas concepciones deberían ser probadas, es el promedio temporal de las variables en cuestión. Esto no es un concepto distinto a ‘centro de gravedad’, sino un observable empírico. En un programa plural, las predicciones de ambas concepciones deberían ser evaluadas contra esta prueba de variables propuesta.

La segunda parte del artículo examina la base común para la crítica tomada tanto por Keynes como Marx a la segunda concepción, la cual se basa en una actitud común hacia la relación entre sustancia y accidente, similar a la concepción de incertidumbre. Esto se vinculará al trabajo de Quetelet y al desarrollo del método estadística en la sociología que, se argumentará, está enraizada en una concepción ontológicamente diferente de las magnitudes sociales a encontrarse en la economía, más cercano al concepto que compartían Keynes y Marx.

Argumenta que la concepción Post-Sraffiana del largo plazo se basa en una identificación falaz de estos dos conceptos diferentes, volviendo al enfoque Post-Sraffiano igualmente incompatible con las teorías de Keynes y Marx.

Argumenta que la concepción Post-Sraffiana del centro de gravedad es ‘intrínsecamente anti pluralista’ en el hecho de que depende por completo de la fusión de dos conceptos que son en realidad necesariamente diferentes, conduciendo a la supresión del concepto de no-equilibrio como una alternativa al procedimiento científico para probar las predicciones tanto de los conceptos como de lo observable.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO AL DESCARGAR EN PDF

Notas

* Codirector del Geopolitical Economy Research Group (junto con Radhika Desai). Enseñó economía durante 10 años en la Universidad de Greenwich, Inglaterra. Correo electrónico: afreeman@iwgvt.org.

** Estudiante de la Licenciatura en Economía en el ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México).Correo electrónico: a.sebastian.hdz.s@gmail.com.

Reseña de la conferencia “¿Para qué sirve la microeconomía” del Dr. Guerrien

Alejandro Ávila

Descargar la reseña completa  en PDF

El lunes 8 de febrero de 2016 se llevó a cabo la conferencia “¿Para qué sirve la microeconomía?” en la Sala Octavio Gudiño del edificio B de la Facultad de Economía, que contó con la presencia del Dr. Bernard Guerrien, quien es investigador asociado a la SAMM (Centro de Economía de la Sorbona de París 1).

La conferencia inició destacando los movimientos estudiantiles en contra de los cursos de microeconomía que se presentan -incluso hoy día- en universidades caracterizadas por su preponderante componente ortodoxo en los planes de estudio. De las protestas citadas encontramos la famosa “Carta abierta a Mankiw” en donde los alumnos explican al prestigioso economista el colectivo abandono del salón de clase, acto que expresa el descontento por el sesgo ideológico en el curso de introducción a la economía impartido en Harvard. El Dr. Guerrien destacó que durante toda su trayectoria como docente, nunca ha presenciado en otra carrera universitaria alguna protesta semejante por parte de los alumnos en contra de los temas que se están impartiendo.

Cuarto Seminario de Economía Marxista 2016

Cuarto Seminario de Economía Marxista

CLICK AQUÍ PARA VER EL VIDEO DEL SEMINARIO EN VIVO

El evento consistirá en 14 ponencias cortas e intensivas desde distintas perspectivas del marxismo contemporáneo. Temas como tasa de ganancia, renta de la tierra, América Latina, ciclos económicos, el problema de acumulación, el cambio climático, competitividad, comercio internacional, redes socialesdesempleo, entre otros más,  tomarán parte dentro de este seminario.

Se tendrá la participación de reconocidos profesores del pensamiento crítico, de distintas universidades nacionales e internacionales (UNAM México, UAM México, UCA El Salvador, Mount Holyke College EE.UU). Además, se nutrirá con la presentación de estudiantes de licenciatura y posgrado.

El evento será llevado a cabo en la Facultad de Economía Edificio B Sala Octavio Gudiño y se transmitirá en vivo para todos aquellos que no puedan asistir de manera presencial en la página de youtube del Círculo de estudios de Economía Marxista para entender el siglo XXI.

Conferencia ¿Para qué sirve la microeconomía? Dr. Bernard Guerrien Université de Paris

Poster Conferencia_Bernard Guerrien

CLICK AQUÍ PARA VER EL VIDEO DE LA CONFERENCIA

El Dr. Bernard Guerrien es investigador asociado a la SAMM (Centro de Economía de la Sorbona de París 1). Nació en Bahía Blanca, Argentina. Tiene la doble nacionalidad, francesa y argentina.

Ha escrito varios libros y artículos en los que se presentan las diversas facetas de la teoría neoclásica, destacando la poca relevancia de esta teoría cuando se trata de explicar lo que está ocurriendo en las economías de mercado. También hizo el punto, en diversas publicaciones, sobre el significado y el alcance de la teoría de juegos.

Publicaciones

El Dr. Guerrien ha publicado varios libros de texto sobre matemáticas para economistas de nivel básico e intermedio, así como un diccionario de análisis económico, que se encuentra ahora en su cuarta edición y con una gran difusión.

Colaboró ​​en artículos de reflexión dentro de numerosas publicaciones como Le Monde de l’Economie, Alternatives Economiques, Pour La Science, Cahiers français, etc.

 

Grado y títulos

Doctor (de 3er grado) en  matemática-estadística (sobre econometría) de la Facultad de Ciencias de París. Tesis: Recherche d’une typologie des quartiers et des activités économiques.


Doctor en Economía de la Universidad de París 1. Tesis: Concurrence, flexibilité et stabilité.

Sitio personal del autor: Economie Critique, site de Bernard Guerrien
Material publicado en español: Textos en Español
Material publicado en inglés: Textos en Inglés

Econofísica Clásica; trabajo, información y valor

Alfredo Olguín

“It is probable no coincidence that Watt’s colleague … Adam Smith, was in the same period developing what would be later be called the labour theory of value” (Cockshott et al. 2009)

El artículo presente pretende dar recomendación al libro inédito al español Classical Econophysics”  de Cockshott et al. 2009, mostrando de forma generalizada el contenido de la primera parte del texto.

Como introducción al tema, definir econofísica no es una tarea sencilla. La naturaleza que el concepto conlleva alude a la multidisciplinariedad y por tanto complicaciones para definir desde un solo  campo de estudio.

La definición convencional se puede caracterizar como un compendio de técnicas y teorías de la física aplicados con fines de entender fenómenos económicos. Por otro lado, la econofísica clásica estudia los fenómenos explicados por medio de la teoría económica clásica que comprende a Smith, Ricardo, Babbage y Marx. Además de las propuestas de la física clásica de Galileo a las propuestas de la física cuántica de Bohr.

Seguir leyendo “Econofísica Clásica; trabajo, información y valor”

Determinaciones Simultánea y Temporal en la Teoría Económica Marxista. Parte III (Transformación de valores en precios de producción)

A. Sebastián Hdez. Solorza y Alan A. Deytha Mon

Descarga el artículo completo en PDF


Este documento consiste en la tercera parte de una serie de al menos cuatro textos donde se comparan las determinaciones simultánea y temporal en la teoría económica marxista, así como sus implicaciones.

En esta tercera parte explicaremos cómo la Interpretación Temporal y de Sistema Único (TSSI) “resuelve” el presunto problema de la transformación de valores en precios de producción y también analizaremos cómo las interpretaciones simultaneistas introducen una metodología ajena a la teoría marxista que contradicen las premisas de Marx y por ello conducen a creer que existente una inconsistencia lógica en el procedimiento. Esto mostrará que Marx no se equivocó y que las presuntas “correcciones” de su error son interpretaciones ajenas a la teoría marxista.

El “problema” de la transformación se refiere a la presunta inconsistencia interna en la explicación que Marx presenta de la determinación de los precios de producción en el capítulo IX del Tomo III de El Capital que Marx llamó ‘transformación de los valores mercantiles en precios de producción’. La presunta inconsistencia interna en el procedimiento es que Marx, después de obtener los precios de producción de las mercancías, no aplicó dicha valuación a los insumos. Otra forma en que se llega a expresar este “error” es que Marx no ‘completó’ la transformación o que sólo fue ‘medio camino’ porque una vez obtenidos los precios no los utilizó para volver a calcular el capital constante y el capital variable invertidos.

Seguir leyendo “Determinaciones Simultánea y Temporal en la Teoría Económica Marxista. Parte III (Transformación de valores en precios de producción)”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑