por Andrew Kliman

7 de octubre de 2021 Acceso en: https://www.marxisthumanistinitiative.org/economics/henryk-grossmanns-breakdown-model-on-the-real-cause-of-the-fictitious-breakdown-tendency.html

  1. INTRODUCCIÓN

Hay mucho de qué hablar sobre el libro de 1929 de Henryk Grossman sobre la acumulación capitalista, la crisis y el derrumbe (Grossman 1992) que aprecio y admiro. Él ofreció una alternativa a las teorías del subconsumo y la desproporcionalidad sobre la crisis que dominaban el discurso marxista. Él tuvo éxito en redirigir la atención sobre la ley tendencial decreciente de la tasa de ganancia de Marx en un momento propicio, en los albores de la Gran Depresión. El libro ofrece muchos insights sobre las cuestiones que aborda, así como críticas incisivas de los oponentes teóricos de Grossman. Y él paciente y tenazmente calculó la evolución de las variables de sus modelos, año tras año, durante 36 años sin la ayuda de una hoja de cálculo o siquiera una calculadora electrónica, lo cual tampoco fue una hazaña fácil.

A pesar de mis simpatías, creo que tengo la obligación intelectual, y obligación política, de ser un mensajero de la verdad respecto a lo central del libro –su modelo del derrumbe del capitalismo y la teoría del derrumbe basada en el modelo. En este artículo pretendo demostrar que el modelo y la teoría son fatalmente fallidas.

Grossam caracterizó el presunto problema del derrumbe en términos de la masa (es decir, la cantidad) de ganancia que no crece lo suficientemente rápido para permitir que la acumulación de capital continúe a su tasa actual. Generaciones de sus devotos, al igual que sus críticos, también han enfocado su atención sobre la presunta insuficiencia de la masa de ganancia. Esto es en el mejor de los casos una manera engañosa, superficial e inútil de entender porqué la producción capitalista inevitablemente se derrumba (en el modelo de Grossman).

Mostraré que la causa real del derrumbe (en el modelo) es un desequilibrio físico: la oferta total de producto físico no crece lo suficientemente rápido para permitir que la demanda productiva en términos físicos (demanda por medios de producción más los bienes para el consumo de los trabajadores) para mantener el crecimiento a la tasa postulada. También mostraré que tal desequilibrio físico no es inevitable y tampoco plausible. La tendencia del capitalismo a conducirse inevitablemente hacia el derrumbe, el cual Grossman sostuvo haber revelado, es por consiguiente y simplemente ficticio. El derrumbe, como un resultado del desequilibrio en cuestión es un artificio de los supuestos insostenibles del modelo. Debido a que en realidad el desequilibrio físico no es ni inevitable, ni plausible, tampoco lo es el derrumbe que resultado de él.

En la siguiente sección de este artículo, sección 2, analizo el significado político contemporáneo del derrumbe en cuestión. El modelo del derrumbe de Grossman es una fuente principal de la inspiración de los izquierdistas cuyos panoramas y políticas son fatalistas. Analizo porqué considero que el fatalismo es políticamente perjudicial. La sección 2 también resume brevemente las características del esquema de reproducción, construido por Otto Bauer, que Grossman adoptó, aunque críticamente, y analiza las críticas de Grossman de la teoría de Marx sobre las crisis económicas capitalistas, así como las diferencias entre la teoría de Marx y las de él mismo.

La sección 3 analiza el modelo del derrumbe de Grossman. Muestro que la causa real del derrumbe en el modelo de Grossman no es muy poca ganancia relativa a la cantidad de ganancia necesaria para mantener la tasa de acumulación actual, sino demasiado poco producto relativo al volumen físico de demanda productiva, y analizo porqué esto no tiene relación alguna con la crisis real del capitalismo. Después examino el supuesto clave del esquema de reproducción Bauer-Grossman: el capital constante circulante crece permanentemente más rápido que el valor nuevo añadido en la producción por la labor de los trabajadores. Explico porqué este supuesto contradice la teoría del valor de Marx y después exploro las consecuencias de abandonar este supuesto y en su lugar valuar los medios de producción de acuerdo con la teoría del valor. Muestro que la tendencia estructural hacia el derrumbe simplemente desaparece. Un derrumbe à la Grossman ya no es inevitable, ni siquiera plausible. Finalmente, la sección 3 muestra que la tendencia al derrumbe de Grossman está íntimamente vinculada con un patrón de cambio tecnológico que es difícil llamar “progreso”.

En la sección 4 analizo el reconocimiento de Grossman de los defectos en el esquema de reproducción que retomó de Bauer, su intento de corregir los defectos y porqué falló en esa tarea. Él concluyó que “modificar las contra tendencias” sólo podría posponer pero no eliminar la tendencia al derrumbe que dedujo del esquema de reproducción. Pero, debido a que los métodos utilizados por Grossman para corregir los defectos del esquema eran inadecuados, esta conclusión se basaba en su intuición y no en conocimiento genuino y resulta ser falso.

Después de resumir brevemente el argumento anterior, la sección final del artículo argumenta que el modelo del derrumbe no nos ayuda a entender la crisis económica capitalista y que sus problemas son irreparables.


DESCARGA EL ARCHIVO COMPLETO EN PDF:


DESCARGA LA HOJA DE CÁLCULO INTERACTIVA:


Traducido por A. Sebastián Hdez. Solorza