Propuesta metodológica para realizar un análisis de coyuntura.

Estudio de caso: “El ataque a las Bases de Apoyo Zapatistas de La Realidad realizado por la CIOAC-Histórica; cuarta etapa de la estrategia de contrainsurgencia del Estado Mexicano en Chiapas (Marzo de 2014 – Marzo de 2015)”

JOSÉ LUIS SOTO ESPINOSA 

Índice

  1. Análisis de la estructura

1.1.1  Identificación de los actores y de las dimensiones espacio temporales de la estructura

1.1.2 Identificación de los actores y de las dimensiones espacio temporales en el devenir del conflicto entre el EZLN y el Estado Mexicano

1.2.1 Descripción cronológica de la relación

1.2.2 Descripción cronológica de la relación entre el EZLN y el Estado Mexicano.

2. Análisis de la coyuntura

2.1.1 Delimitación espacio temporal de la coyuntura y cronología de los eventos

2.1.2 Delimitación espacio temporal de la coyuntura y cronología de los eventos en el caso de estudio

2.2.1 Descripción y análisis de los actores.

2.2.2 Descripción y análisis de los actores de la coyuntura de estudio

2.3.1 Identificación de recursos económicos, políticos e ideológicos

2.3.2 Identificación de recursos económicos, políticos e ideológicos de la coyuntura.

2.4.1 Identificación de estrategias y capacidad de movilización de recursos

2.4.2 Identificación de estrategias y capacidad de movilización de recursos en la coyuntura estudiada

2.5.1 Evaluación de la correlación de fuerzas

2.5.2 Evaluación de la correlación de fuerzas de la coyuntura.

3. Prospectiva

3.1  Prospectiva de los resultados de la coyuntura

3.2 Prospectiva de los resultados de la coyuntura en el caso de estudio.

 

  1. Análisis de la estructura

Todo estudio científico precisa de nociones ontológicas de lo social y lo político, en este sentido asumiremos en el presente texto una interpretación marxista estructuralista de la realidad, en su sentido más heterodoxo.

A decir de Poulantzas[1], los modos de producción son categorías abstracto formales que permiten realizar una abstracción de la imbricación específica de un orden político, económico e ideológico que reproduce, legitima  y sustenta determinadas relaciones de producción.

Ahora bien, los modos de producción nunca se manifiestan de manera pura en la realidad, sino que tienen como manifestación fenoménica a la “Formación social”, la cual es a su vez una imbricación de modos de producción, esto supone la existencia de comunidades políticas en las cuales participan clases y facciones de clase de distintos modos de producción, y por tal motivo, conviven morfologías semánticas, políticas y económicas diversas.

Las relaciones de poder dentro de una formación social no se reducen a relaciones dicotómicas como las de bloque en el poder y bloque contra-hegemónico, o dominantes y dominados. En términos generales, ratifico la visión del bloque en el poder, sin embargo considero que existen relaciones políticas menos verticales que atraviesan dicho esquema, por ejemplo las coyunturas en un sistema de partidos competitivo.

En este sentido, propongo el estudio de comunidades políticas, éstas suponen la existencia de un cuerpo social complejo integrado por actores heterogéneos, los cuales dirimen sus intereses en el plano político, el cual se desarrolla en el espacio público. Las relaciones de poder existentes en dicha comunidad política se entrecruzan, sucediendo de manera simultánea relaciones horizontales y verticales.

Esto no quiere decir que posterior al proceso de correlación de fuerzas, los distintos actores que coexisten en la comunidad política diriman sus problemas, todo lo contrario, sostengo que estos actores y sus respectivos intereses están en constante oposición y contradicción. Es por eso que la lucha se torna constante y se gesta en los espacios económicos, ideológicos (simbólicos)  y legales.

Dado lo anterior, una relación será política no cuando se dirima bajo los canales institucionales, o mediante procesos legislativos, sino cuando, mediante actos coactivos o coercitivos, un actor (individual o colectivo) ejerza influencia en otro actor.

La influencia política, en este sentido debe estar orientada a modificar tanto el comportamiento del actor como la forma en que éste se concibe a sí mismo y concibe su realidad, ya que la influencia en sus marcos socio-cognitivos se traducen, en la praxis, en discursos y prácticas que reproducen una relación de subalternidad[2].

Es importante realizar esta aclaración, debido a que éste es un análisis de coyuntura, la movilización de recursos materiales y simbólicos debe ser considerada como acciones políticas que repercuten directamente en el proceso de correlación de fuerzas.

Identificada la existencia de modos de producción, de formaciones económico-sociales y de comunidades políticas, para la realización de nuestro análisis de coyuntura es importante el esclarecimiento del contexto en el que éste se lleva a cabo, sus actores, los cortes temporales y de reconstrucción teórica de todas las variables explicativas de los sucesos que dan forma a la coyuntura.

1.1.1 Identificación de los actores y de las dimensiones espacio temporales de la estructura

Para realizar un análisis de coyuntura es prioridad identificar los actores que conviven en la comunidad política en cuestión, esto supone generar tipologías adecuadas para clasificarlos de manera esquemática:

Actores principales; En términos generales, la relación política se gesta de manera prioritaria en estos actores, sin ellos la relación desaparece, dado que son los sujetos activos en la relación de lucha política su presencia en la relación es consistente.

Los actores principales pueden ser de dos tipos; Protagonistas (aquellos en los que nos posicionamos para realizar el análisis) y antagonistas (aquellos que se enfrentan al protagonista en la relación de poder y correlación de fuerza).

De manera epifenoménica, participan otro tipo de actores que sin ser consistentes en la relación de poder participan en ella a manera de apoyo, estos actores son los de tipo SECUNDARIO. Los Actores secundarios pueden brindar su apoyo a los protagonistas y/o a los antagonistas, sin embargo por la naturaleza de las relaciones de poder, pocas veces pueden brindar apoyo a ambos actores, en tal caso es posible que este actor sea una figura que medie y canalice los recursos o esfuerzos de un grupo a otro en pugna.

Identificados los actores nos encontraremos con otro tipo de problemáticas, éstas son las tendientes a la delimitación de las dimensiones de la estructura.

Una estructura, por naturaleza, implica una imbricación de dimensiones espaciales que pueden manifestarse como cortes verticales de una realidad específica y deben variar según la naturaleza de la comunidad política en cuestión.

Si realizamos un estudio sobre la correlación de fuerzas en un partido político seguramente tendríamos que realizar una dimensionalización con base en las divisiones político administrativas; nacional, estatal, municipal y distrital.

En cambio, si realizamos un estudio de la forma de organización política o económica de los pueblos Ñu Savi, entonces tendremos que realizar divisiones por comunidad, localidad, municipio y región hasta llegar a su representación en el Congreso Nacional Indígena.

Como es previsible, los movimientos que poseen una base identitaria cultural, étnica, económica e histórica precisan un trato distinto a las que definen sus límites y objetivos de lucha con base en la división político-administrativa como los partidos políticos, organizaciones gremiales de obreros y campesinos, los grupos empresariales, los movimientos universitarios, etc.

Más aún, la naturaleza de los movimientos sociales puede implicar una mixtura de ambas metodologías, es el caso de la policía comunitaria de la subregión Costa-Montaña de Guerrero que se estructura al interior por representantes comunales, pero buscan tener interlocución con los representantes de los municipios y del gobierno del Estado[3].

En una sola estructura confluyen entonces distintas comunidades políticas, esto ocasiona  que las acciones políticas se desarrollen en diversas dimensiones con acciones simultáneas o no de diversos actores. En ese sentido un análisis de la estructura involucra la identificación de las comunidades políticas como elementos sincrónica y diacrónicamente entrelazados.

1.1.2 Identificación de los actores y de las dimensiones espacio temporales en el devenir del conflicto entre el EZLN y el Estado Mexicano

Como era previsible, la conflictiva relación entre el EZLN y el Estado Mexicano ha estado representada por diversos actores en las diversas dimensiones que coexisten en la estructura.

Sin embargo, podemos realizar a manera de esquema una caracterización general de las dimensiones y de los actores que han participado en cada uno de los eventos que dan forma a la estructura de la relación.

Debido a que el núcleo identitario del EZLN es de carácter étnico e histórico, se podría pensar a primera vista que la división multi-dimensional del conflicto se llevaría a cabo mediante elementos pocos definidos territorialmente como el de “Región” o comunidad, sin embargo el tamiz que ha tomado el conflicto y la necesidad de organización de las Bases de Apoyo, así como la estratégica de articulación de los tres órdenes de gobierno, nos indican que el conflicto se ha desarrollado con base en divisiones político administrativas que cada actor ha generado para sí.

De tal suerte que encontramos como primera dimensión de socialización política a la localidad, misma que está formada por los municipios autónomos y los Caracoles, siendo los protagonistas las Bases de Apoyo Zapatista.

Por otro lado, dada la estrategia gubernamental contrainsurgente, identificamos en este nivel de asociación a los grupos paramilitares que acosan de manera cotidiana y sistemática a las comunidades zapatistas.

En un segundo nivel de socialización, el estatal, identificamos a actores mucho más diversos, los actores principales resultan ser las Juntas del Buen Gobierno de cada Caracol, como protagonista, y el gobierno del Estado como antagonista.

Aquí los actores secundarios se diversifican y llegan a ser de distinta naturaleza. Los actores de apoyo más inmediato son el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas y la Comandancia General del EZLN (CG-EZLN) en apoyo a los protagonistas, y los partidos políticos y las bases militares de parte de los antagonistas.

El siguiente nivel de socialización es el nacional, en éste se desarrolla una comunidad política integrada por la CG-EZLN de parte de los protagonistas y el Gobierno Federal de parte de los antagonistas.

En este nivel de agregación, los actores de apoyo son la sociedad civil desorganizada, los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, los intelectuales y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), en apoyo al EZLN y los representantes nacionales de los partidos políticos de parte del Gobierno Federal.

Como se puede ver, hemos decidido agregar en una sola categoría a los poderes que integran al Gobierno Federal y esto debido a que suponemos que parte de la estrategia contrainsurgente implica la necesaria articulación de dichas instancias en acciones conjuntas y coherentes.

1.2.1 Descripción cronológica de la relación

Para comprender esta sección, es importante reconocer que todo movimiento social implica estructuras y procesos, esto significa que con el transcurso del tiempo los recursos de los actores son variables, así también las estrategias, los objetivos a corto plazo, y los actores secundarios, sin embargo esto no impide que estas estrategias se entrelacen de manera orgánica para construir el elemento lógico y coherente que conocemos como estructura. De tal manera que incluso las contradicciones que ahí se localizan mantienen relaciones funcionales con el resto de la estructura.

En un análisis multidimensional de los conflictos sociales, es posible que algunos actores se muevan de una dimensión a otra, es el caso de los conflictos en los que el Gobierno Federal opta como primera instancia de acción utilizar al ejército y tiempo después resuelve que el municipio o la policía estatal debe resolver la problemática, y viceversa.

En ese sentido, la descripción cronológica de la relación política es un análisis multidimensional en el  que se debe dar mucha atención tanto a las variables como a los actores, los recursos, las estrategias y sus morfologías.

1.2.2 Descripción cronológica de la relación entre el EZLN y el Estado Mexicano.

Para comprender el devenir histórico de este conflicto, es preciso realizar cortes en el tiempo con base en el cambio de actores, de estrategias o de recursos[4], antes realizaremos una breve descripción de los hechos históricos y socio-políticos que dieron origen al EZLN.

El proceso de construcción del EZLN como un actor colectivo regional y nacional, ha sido un largo y conflictivo proceso del cual podemos encontrar su comienzo (bajo la línea interpretativa de Xochitl Leyva Solano)  en los procesos migratorios de los años treinta que permitieron la colonización de la Selva Lacandona.

La conversión de las haciendas locales a la bovinocultura y la violencia en los campos de trabajo trajo como consecuencia la formación de nuevas comunidades cada vez más al interior del Desierto del Lacandón.

Pese a que la distinción principal de dichas comunidades fue su composición multi-étnica (integrada por choles, tojolabales, tzotziles y tzetzales), esto no impidió que construyeran respuestas comunes a los problemas de movilidad, desabasto, inaccesibilidad a centros de salud y distribución de sus productos. Nuevas migraciones y nuevos conflictos por la tenencia de la tierra fomentaron la estreches y territorialización de las localidades.

Durante los años sesenta, específicamente a partir de 1963 cuando se funda la Misión Ocosingo-Altamirano (que debido a los problemas de accesibilidad de la región selvática, decidió la capacitación y envío de catequistas), con la entrada de una nueva pastoral a las Cañadas poco a poco fue construyéndose un sentido de comunidad que fortalecería los lazos intra e inter-comunitarios. Orientados por la Teología de la Liberación, los catequistas permitieron construir en las comunidades un mito de origen que re-simbolizaba su acto migratorio y lo interpretaría como un éxodo, consiguiendo entrecruzar las afirmaciones simbólicas e identitarias de los grupos locales con la pastoral católica.

El trabajo religioso permitió construir una red de servicios que intentaba asegurar las necesidades básicas de las comunidades, además de salud y educación, los catequistas brindaban la posibilidad de que algunos pobladores aprendieran un oficio en las cabeceras municipales de San Cristóbal de las Casas, Ocosingo y Altamirano,  que con la instrucción en el idioma español y la enseñanza de elementos básicos de matemáticas le brindaban a la comunidad mayores elementos para poder enfrentarse con los intermediarios de maíz, frijol, café y bovino.

Durante los años setenta, una nueva corriente política identificada como “nueva izquierda” llegó a la Selva Lacandona materializada en estudiantes, maestros y trabajadores que habían participado en el movimiento estudiantil de 1968 y que ya tenían experiencia en el trabajo comunitario en el norte del país. Las premisas de este movimiento consistían, contrario a las corrientes vanguardistas, en que fueran las propias masas las que mediante su trabajo político y organizativo consiguieran su emancipación de los explotadores; estos fueran caciques, intermediarios agrícolas o gobernantes. Estos grupos fueron aglutinados ya para 1977 en la Organización Ideológica Dirigente, misma que bajo la “Línea de Masas” acompañaría y asesoraría los procesos organizativos propios de las comunidades de la región.

La acción política y comunitaria de ambas corrientes (la catequista de la Teología de la Liberación y la de los militantes maoístas de la Nueva Izquierda), aunados a los procesos organizativos locales en respuesta a los conflictos agrarios desatados por el decreto que dio origen a la Reserva de la Biósfera de los Montes Azules en 1978 (iniciado el conflicto en 1971 por la formación de la Comunidad Lacandona dotándola  de 614,321 hectáreas , desconociendo la existencia de 26 poblados indígenas previamente asentados”[5]) y la baja en los precios agrícolas, permitió la formación de unidades organizativas más amplias y complejas que se desarrollaron en tres periodos; el primero que va de 1973 a 1982 con la celebración del Congreso Indígena, el segundo de 1983 a 1987 con la formación de la Unión de Uniones Ejidales y Sociedades Campesinas de Producción de Chiapas, y el tercero con la transformación de éste en la Asociación Rural de Intereses Colectivos- Unión de Uniones (ARIC- U. de U.) en 1988.

Fue en ese contexto organizativo donde militantes de las Fuerzas de Liberación Nacional (que desde inicios de los años setenta ya habían realizado trabajos políticos y militares en el rancho “El Chilar” en la Selva Lacandona) comenzaron a permear en la estructura y dirección ideológica de la ARIC-Unión de Uniones. Xochitl Leiva lo describe de la siguiente manera.

El EZLN crece sobre la base social de la ARIC-U. de U., la merma y la divide. El avance sobre ella es conflictivo y lleno de altibajos. Las dobles militancias son frecuentes, y a veces se habla de que la ARIC ha caído en manos de los que propugnan la vía armada. En otras ocasiones hay luchas fratricidas entre líderes indígenas que no quieren “entregar la organización de tantos años” a manos de los mandos militares […][6]

De esta forma, el levantamiento del 1° de enero de 1994 es el resultado de más de medio siglo de organización campesina de los pueblos mayas de la Selva Lacandona y de tres décadas de trabajo político-comunitario gestado por la pastoral militante de la Teología de la Liberación y militantes de los movimientos de izquierda herederos del movimiento estudiantil de 1968.

Ahora bien, hemos decidido comenzar el análisis de los actores a partir del primero de enero de 1994 debido a que fueron las acciones públicas del EZLN las que iniciaron la relación de beligerancia con el Estado Mexicano.

La primera etapa va del 1° de enero de 1994 con la toma de las cabeceras municipales de San Cristóbal de las Casas, Chanal, Ocosingo, Altamirano y Las Margaritas.

Tiene su momento de clímax durante la formación de la Comisión para la Paz y la Reconciliación en Chiapas, estando como representante del Gobierno Federal a Manuel Camacho Solís y al EZLN una comitiva de la CG-EZLN, siendo el intermediario el obispo Samuel Ruiz.

Esta etapa concluye con el asesinato del Candidato Presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio y tras encaminar el conflicto por la vía de la negociación política después de la Amnistía relazada por el Presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari.

La segunda etapa Comienza con la Comisión Nacional Democrática el 8 de agosto de 1994 y con la creación de los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas el 19 de Diciembre de 1994, estando ya en el poder Ernesto Zedillo.

Esta segunda etapa se llevará a cabo en un contexto de acoso y violencia militar, de manifestaciones populares en la Ciudad de México y en los seis encuentros en el municipio de San Andrés Larráizar en el que después de reiniciada las negociaciones fueron pactados los Tratados de San Andrés en febrero de 1996.

Para finalizar este periodo, en un contexto de militarización y de la creación de los grupos paramilitares de Paz y Justicia, Chinchulinos, Masara Roja, MIRA y Alianza San Bartolomé de los Llanos, se perpetró la “Matanza de Acteal” teniendo como saldo el asesinato de 47 indígenas en una iglesia de dicho poblado. Los desplazados por la guerra y la instalación en 1998 de 6 bases militares cercanas a los municipios autónomos zapatistas serán el corolario de esta etapa.

La tercera etapa del conflicto comienza con la victoria electoral de Vicente Fox en las elecciones presidenciales del año 2000, así como la Marcha del Color de la Tierra y las discusiones parlamentarias para la creación de la “Ley Indígena”.

El clímax de esta tercera etapa se desarrolló a través de la votación de la Ley Indígena el 25 de Abril de 2001, las nuevas acciones de hostigamiento a las Bases de Apoyo Zapatistas en la que resultó muerto José López Sánchez el 17 de noviembre de 2002 y la creación el 9 de Agosto de los 5 Caracoles que integran a los 30 municipios autónomos, con la creación de las Juntas del Buen Gobierno, comenzando una nueva etapa en la estrategia zapatista en su proceso de autonomía (tanto del Estado Mexicano como de la CG-EZLN)

Esta tercera etapa del conflicto finaliza con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona en junio de 2005 y con “la otra campaña” en 2006, en el que la CG-EZLN realiza una caravana a nivel nacional para proponer una alternativa política al margen de los partidos políticos.

Sin embargo, esta etapa tendrá de corolario los conflictos de mayo de 2006 en el municipio mexiquense de San Salvador Atenco y posteriormente la entrada de la policía federal preventiva en Oaxaca tras el movimiento magisterial encabezado por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.

El inicio de la cuarta etapa del conflicto comienza con estos últimos hechos, manteniéndose la estrategias de guerra de baja intensidad, la de creación y utilización de grupos paramilitares y la reorganización de los mecanismos de interlocución de las Bases de Apoyo Zapatistas y la sociedad civil mediante comunicados, proyectos y recientemente con la Escuelita Zapatista (proyecto que busca la interacción directa de organizaciones e individualidades de la sociedad civil con las Bases de Apoyo mediante la creación de jornada en la que los interesados conviven durante una semana con las Bases de Apoyo en los municipios autónomos).

Es en este contexto en el que se lleva a cabo nuestra coyuntura.

2 Análisis de la coyuntura

Una vez que conocemos los elementos base del movimiento social en cuestión, es momento de realizar el análisis de coyuntura, mismo que Lomelí Valencia define como;

El análisis de coyuntura es el diagnostico-reproducción de la correlación de fuerzas en el momento actual de una totalidad social nacional; y es el diagnostico de las acciones (y su práctica) necesaria para influir en dicha correlación, en el marco de un proyecto de transformación o mantenimiento de la lógica de reproducción de la totalidad social[7]

Como lo señala Lomelí Valencia[8], un análisis coyuntural es al mismo tiempo un análisis de la estructura, y en ese sentido, los progresos analíticos que hayamos tenido en el apartado anterior nos serán de gran ayuda para comprender el proceso en el que la coyuntura se desarrolla.

Sin embargo, en un análisis de coyuntura se debe priorizar sobre una comunidad política y dimensión especifica, sin que esto deje de reconocer al resto de los actores multidimensionales como actores secundarios o de apoyo.

2.1.1 Delimitación espacio temporal de la coyuntura y cronología de los eventos

En primer lugar, es importante reconocer cuál es la dimensión espacio temporal en la que se gesta la coyuntura.

Como lo decíamos al inicio, un proceso sociopolítico posee en su estructura diversas comunidades políticas que habitan en dimensiones espaciales y temporales distintas. Con el paso del tiempo algunas de éstas se mantienen y algunas otras desaparecen, sin importar su permanencia en el movimiento es importante reconocer que en todo momento estas comunidades políticas están en constante cambio.

Aquí partimos del supuesto de que una coyuntura se desarrolla de manera específica en una comunidad política, y en ese sentido existen tiempos, actores y espacios específicos en la que se llevan a cabo.

Sin embargo, cada comunidad política se encuentra “articulada” con el resto de las comunidades que conforman de manera orgánica a dicha estructura. Esto supone entonces que cuando se lleva a cabo una coyuntura en una comunidad política específica, es posible (cuando no necesario) que los actores y recursos que habitan en dimensiones espacio temporales superiores o inferiores intervengan en ésta.

De tal suerte que resulta prioritario discernir en primer lugar la dimensión en la que se gesta la coyuntura como “dimensión principal” y pasar en ese mismo sentido a identificar a los actores que si bien tienen interlocución con el protagonista, se encuentran en una dimensión que sobrepasa el conflicto más inmediato, sin por ello dejar de tener influencia en el devenir de la coyuntura.

Es en este sentido que nos servirá realizar un cronograma de los antecedentes y eventos que conforman la coyuntura, como medio de reconocimiento de los tiempos, espacios y actores en que ésta se desarrolla.

2.1.2 Delimitación espacio temporal de la coyuntura y cronología de los eventos en el caso de estudio

Primero debemos identificar los antecedentes de la coyuntura, estos los encontramos el 18 de octubre de 2013, día en que 60 personas del ejido “20 de noviembre” pertenecientes a la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC-histórica) entraron a marcar “una línea” al ejido “10 de abril” perteneciente al territorio zapatista, ellos argumentaron que éste les pertenecía desde antes que el EZLN lo tomara, sin embargo la Junta del Buen Gobierno de Corazón del Arcoíris de La Esperanza, Caracol IV, mencionan que dicho ejido, antes de 1994 era utilizado por caciques para el pastoreo de ganado “suizo”, esto generó algunos pequeños ataques y posteriormente se llevaron discusiones de ambas partes, señalando que los lideres , originarios de Comitán, trabajan en una comisión del gobernador del Estado, Manuel Velasco, misma que los acompaña en los rondines que dan en el ejido[9].

El segundo evento sucede el día el día 17 de enero de 2014 en el que 250 personas de la CIOAC-democrática entraron al mismo ejido a talar 9 árboles de pino, 40 robles, 35 matas de café y 3 de plátano, llevándoselos en 43 camionetas.

El tercer evento y primer suceso con el que damos por iniciada la coyuntura sucede el 30 de enero de 2014, fecha en la que 300 personas de la misma organización acudieron al ejido “10 de abril” con la intención de herir a los vigilantes Bases de Apoyo Zapatista, hiriendo de gravedad a 3 de ellos y de manera menos grave a 3 más, todo ello en tanto el líder de la ORCAO llegaba al lugar portando armas de alto calibre como AK- 47 y AR 15.

Ante esto, acudieron al lugar servicios médicos de Altamirano en una ambulancia, siendo estos golpeados y secuestrados, al igual que los tripulantes de una camioneta que los acompañaba, siendo también robados los automóviles.[10]

El segundo evento de la coyuntura se llevó a cabo en el Municipio Autónomo Rebelde Zapatista de San Pedro Michoacán con sede en la Realidad, Caracol I.

El 16 de marzo miembros de la CIOAC-histórica impidieron el paso a un camión cargado de grava y a una camioneta con medicamentos y utensilios médicos, la razón era que las Bases de Apoyo Zapatista estaban haciendo uso de la grava que era de uso comunal. Esta grava sería utilizada para la construcción de la escuela y la clínica zapatista.

Como resultado de esto, los grupos de la CIOAC se llevaron la camioneta encargada de “la otra salud autónoma” campaña realizada por los zapatistas en la que brindan asistencia médica a las comunidades bases de apoyo.

Dado esto, la Junta del Buen Gobierno de La Realidad decidió acudir al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas con la intención de que el Centro pudiera mediar en el conflicto.

El primer citatorio se envió el día 31 de Marzo de 2014 y escuchó respuesta hasta el día 1° de Mayo del mismo año, día en el que representantes de Derechos Humanos, la CIOAC y la Junta del Buen Gobierno se dieron cita en el Caracol I para entablar un dialogo que resolviera el conflicto.

Con esto comienza el Tercer evento de la coyuntura y el primero del clímax de la misma, el día 2 de Mayo[11] en el que continuaron la negociaciones del día anterior, Roberto Alfaro Velasco (secretario de la CIOAC-histórica) y Alfredo Cruz Calvo (secretario de transporte), los representantes de la Junta del Buen Gobierno de La Realidad y la Comisión de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

Durante las platicas Alfredo Cruz salió del recinto argumentando que hablaría con los líderes de la organización, a su regreso mencionó que no habían conseguido algún acuerdo, por lo que a la 5 de la tarde salió nuevamente. A su regreso (alrededor de las 8:30 pm) se encontraba acompañado de 15 personas señaladas como líderes de la CIOAC y exigieron la liberación de su compañero secuestrado Roberto Alfaro.

En tanto esto sucedía, dos grupos de la CIOAC-histórica tomaban las instalaciones del Caracol, la primera de ellas se colocó en la entrada y la segunda comenzó a destruir la escuela y la clínica de los zapatistas.

Cuando un grupo de zapatistas buscó entrar en el Caracol para responder a la destrucción de sus espacios, fueron “emboscados” en la entrada de la comunidad por uno de los grupos de la CIOAC y atacados con armas de fuego, machetes y piedras.

Como resultado de esto quedaron heridos 22 zapatistas, uno de ellos con un “rozón” de bala calibre 22 y varios de ellos con heridas provocadas por los machetes.

El resultado más lamentable para las Bases de Apoyo Zapatistas, fue el asesinato de José Luis Solís López alias “Galeano”, maestro de zona de “la escuelita por la libertad según los y las zapatistas” y candidato a integrante de la Junta del Buen Gobierno, que durante el ataque fue rodeado por 15 personas, golpeado, después recibió un impacto de bala en la pierna, otro en el pecho, un corte con machete en la boca y al final un disparo en la nuca. Según los testigos, después de muerto fue arrastrado 80 metros.

Ante esto, la Junta del Buen Gobierno lanzó un comunicado el 5 de mayo a la sociedad civil y a los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, en él denunció lo sucedido e informó que ha pasado el caso a la Comandancia General del EZLN.

La CG-EZLN realizó un comunicado firmado por ella y por el Sub Comandante Marcos el 9 de mayo del mismo año en la que informa sobre la suspensión indefinida del Congreso Nacional Indígena, los cursos de la escuelita zapatista y el evento dedicado a Luis Villoro, señala además que se están investigando (es el Subcomandante Insurgente Moisés quien dirigió las investigaciones) a las personas que estuvieron involucradas en el ataque. En este comunicado dicen que a petición de la Junta del Buen Gobierno se quedarán en La Realidad por Tiempo Indefinido.

En este comunicado titulado “El Dolor y la Rabia”, el Sub Comandante Marcos señala que la CIOAC-histórica actuó como un grupo paramilitar en la estrategia del gobierno Estatal para generar de manera artificial problemas con las Bases de Apoyo Zapatistas y así mantener “ocupado” al EZLN y evitar que mantenga y estreche lazos con organizaciones al interior del país y en el extranjero.

El día 13 de Mayo realiza un segundo comunicado titulado “Fragmentos de La Realidad I” en el que muestra los adelantos de las investigaciones en una conversación del Subcomandante Moisés y una zapatista pobladora de La Realidad, en la que se insinúan nombres y acciones de acoso posteriores. En este comunicado se llama a la sociedad civil a realizar acciones de solidaridad durante la siguiente semana, priorizando las manifestaciones públicas y los actos políticos y culturales, pero dejando al libre albedrío de los participantes la naturaleza del evento.

El segundo acontecimiento del clímax de la coyuntura se llevó a cabo el 24 de mayo de 2014 en La Realidad. Este evento de homenaje a “Galeano” que fue anunciado con anticipación se desarrolló en presencia de 5,000 zapatistas entre Bases de Apoyo, Milicianos e Insurgentes y más de mil personas de la sociedad civil, conformada por adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, medios “libres” y alumnos de la “escuelita zapatista”.

Con base en lo dicho por Sergio Rodríguez Lazcano y lo publicado por los medios de comunicación “independientes”, podemos decir que el evento se desarrolló en 4 tiempos.

En el primero de ellos se comienza el homenaje a “Galeano”, entran al centro del Caracol miles de Bases de Apoyo Zapatistas, posteriormente son rodeados por los milicianos y avanzan juntos con marcha militar. Al poco tiempo entra la Comandancia General a Caballo, todos ellos portan un parche en el ojo derecho, pasamontañas o paliacate, un moño negro de lado izquierdo del pecho y uno rosa del lado derecho.

En el segundo de ellos,  liderados por Moisés, Bases de Apoyo, milicianos e insurgentes colocan cada uno una piedra sobre el sepulcro de José Luis Solís López, ubicado en su casa por el temor del posible robo de su cuerpo.

En el tercer periodo del evento comienza la conferencia de prensa a la media noche, el Sub Comandante Insurgente Moisés habla sobre la posición de la CG-EZLN frente a la autonomía de la Junta del Buen Gobierno, y de las investigaciones en las que denuncia a la regidora de Las Margaritas (del PAN), al gobernador de Chiapas Manuel Velasco, al comisionado por la paz Luis H. Álvarez, a diputados, senadores y ex gobernadores como los responsables de orquestar el ataque realizado por la CIOAC-histórica.

En el cuarto tiempo de este suceso se presenta el Subcomandante Insurgente Marcos, y pronuncia el discurso de “Entre la Luz y la Sombra”[12], en él se hace un recuento sobre los 20 años de vida pública del EZLN, la importancia de los medios de comunicación “alternativos” y de haber mantenido con ellos las armas.

Habló también de lo mucho que han avanzado las Bases de Apoyo Zapatistas en su proyecto de autonomía y autogobierno, del relevo generacional e ideológico que hoy vive el EZLN,  y del papel que juega el Sub Comandante Insurgente Moisés como líder militar y vocero de la Comandancia General.

Por último, tras mencionar los nombres de varios activistas que han perdido la vida o la libertad en sus actividades políticas, declara la desaparición y muerte pública de “Marcos”, o como él dice, de la botarga de Marcos, anunciando así el nacimiento del Subcomandante Insurgente Galeano, siendo él mismo ambos personajes.

El quinto evento de esta coyuntura, y primero del fin de ésta,  es la instalación de un campamento de paz en La Realidad que da comienzo con un comunicado del Subcomandante Insurgente Moisés del 28 de Mayo, en él se anuncia la reanudación de la escuelita zapatista, del Congreso Nacional Indígena y la creación de un Campamento Civil por la Paz por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, con la finalidad de que se puedan seguir las investigaciones y los procesos pertinentes sin la presencia de los miles de zapatistas que se dieron cita en el Caracol I de La Realidad.

Este Campamento se instaló el día 4 de Junio, con anterioridad se había solicitado a la sociedad civil la recolecta de 200 mil pesos para la reconstrucción de la escuela y la clínica destruidas. El día 10 de agosto de 2014, el ahora Subcomandante Galeano presenta la manera en cómo el EZLN a través de la “Sexta” ha establecido relaciones con nuevos actores colectivos nacionales e internacionales, y cómo mediante su “apoyo” han conseguido sobrepasar el monto económico solicitado para la reconstrucción.

De manera oficial, el 5 de marzo de 2015 se publica la primera de tres entregas tituladas “Gracias”, de la uno a la tres miembros de la Comandancia General y el Subcomandante Galeano dan las gracias por los recursos reunidos para la reconstrucción de los inmuebles destruidos, señalan la recaudación de $1,191,571.26 y muestran la forma en que éstos serán empleados según la decisión de la Junta del Buen Gobierno del Caracol de la Realidad.

Esto puede ser entendido como un acto en dos vías, la primera que consiste en transparentar tanto el ingreso y gasto de recursos, mostrando de manera muy simple cómo es posible (desde la sociedad civil) financiar proyectos de reproducción social con prácticas de transparencia.

En un segundo sentido, esto es un acto de propaganda en la que muestran que “existe” una estrecha relación entre la praxis y el discurso, buscando movilizar recursos emotivo-cognitivos para adquirir legitimidad en la red de actores en la que forma parte en la Sexta Nacional e Internacional. Sin embargo, como acto de propaganda, no sólo genera incentivos colectivos dentro de sus simpatizantes, sino que también es un acto de fuerza frente a sus antagonistas con los que busca mostrar su capacidad de movilización de recursos, económicos y políticos ya que en los hechos, el EZLN realizó un llamado a la acción colectiva de sus actores de apoyo, mismo que para la ocasión se manifestó en la solidaridad económica.

Como acto final de la coyuntura y teniendo como corolario la movilización social entorno a la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, el EZLN convocó a realizar el Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo, en el evento que se realizó del 21 de diciembre de 2014 al 3 de enero de 2015, se llevaron a cabo comparticiones en las que los actores colectivos del país y el extranjero expusieron sus causas, ejemplos de lucha y propuestas entorno a la acción social y colectiva como respuesta a los “embates” del capitalismo, por ejemplo, el cultivo de maíz transgénico o la lucha por la tenencia de la tierra frente a mega proyectos carreteros, eólicas, etc.

De este suceso cabe destacar que se empleó una estrategia muy particular que consistió en que las comparticiones se llevaran a cabo en localidades en las que existe un conflicto por la tenencia de la tierra. Por ejemplo, del 21 al 23 de diciembre las comparticiones se realizaron en la comunidad otomí-ñahtó de San Francisco Xochicuautla, Estado de México en la que se planea la construcción de una carretera que conecta al municipio industrial de Naucalpan con la ciudad de Toluca, la capital del Estado. Así también los días 22 y 23 de diciembre las comparticiones se llevaron a cabo en la comunidad nahua de Amilcingo, Morelos, en la que pobladores se encuentran en resistencia ante la imposición de obras que forman parte del Proyecto Integral Morelos, mismo que forma parte de la Red Nacional de Gasoductos y se plantea el abastecimiento de la zona industrial ubicada en la región.

Es con esta serie de eventos que, según nuestro análisis, la CG- EZLN da por terminada esta coyuntura, realizando comparticiones y discursos de clausura en los territorios zapatistas de La Realidad y Oventic, mismos en el que se refrenda el compromiso de lucha ante los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y muestra a las Bases de Apoyo Zapatista la capacidad de respuesta que pueden tener los miembros de la red de actores sociales a la que pertenece el movimiento zapatista.

2.2.1 Descripción y análisis de los actores.

Cada comunidad política posee actores y dimensiones espacio temporales específicos, sin que por ello el resto de los actores no participen de manera directa o secundaria tal como lo explicábamos en el capitulo anterior.

De tal manera que una vez identificada la dimensión espacio temporal, habrá que definir los actores principales (protagonista y antagonista) y los actores secundarios o de apoyo, esta definición será posible realizarla identificando a los actores (individuales o colectivos) que participen en los eventos esenciales de la coyuntura.

Sin embargo, existen actores que pueden estar actuando sin que aparezcan de manera explícita en los eventos, es el caso de los gobiernos cuando actúan de manera sigilosa mediante grupos paramilitares, o directivos de una corporación que coaccionan el voto hacia un partido político.

Es para estos fines analíticos que nos servirá el reconocimiento de acciones estructurales sobre la coyuntura,  un buen entendimiento de las estrategias y eslabonamiento de actores y comunidades políticas nos será útil en nuestra intención de descubrir los actores que movilizan recursos en una coyuntura, pero que parte de su estrategia implica el sigilo y el anonimato mediante la acción de terceros.

Una vez identificados los actores, es imprescindible realizar un breve recorrido histórico sobre cómo se ha desenvuelto el actor durante la estructura, cómo han variado sus recursos y sus estrategias, así como una descripción de los cambios de alianzas y posiciones.

De tal suerte, que al final de este apartado debe ser posible tener identificados los actores principales y secundarios de la coyuntura, su composición estructural, así como el roll que han jugado en el desarrollo de la estructura.

2.2.2 Descripción y análisis de los actores de la coyuntura de estudio

Los actores principales y secundarios de nuestra coyuntura son:

Protagonista:

Bases de Apoyo Zapatistas del Caracol de La Realidad; Las Bases de Apoyo son poblados civiles que brindan sostén material, estratégico y humano a las guerrillas, sin embargo las Bases de Apoyo Zapatistas se han caracterizado por llevar a cabo un proyecto de autonomía y autogobierno, mismo que se manifiesta en sus propias instituciones escolares, su propio sistema de salud y su forma de autogobierno estructurados administrativamente en 5 Caracoles que integran a 30 Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas, divididos a su vez en varias comunidades.

La Realidad se encuentra en el Caracol I “Madre de los Caracoles del mar de nuestros sueños”, se le conoce así a esa región debido a que anteriormente estaba ahí instalado el primer “Aguascalientes” del mismo nombre.

Actores de apoyo del protagonista;

Junta del Buen Gobierno; Es una junta de representantes de cada Municipio Autónomo instalada en cada uno de los Caracoles, debe ser conformada con paridad de género y los nombramientos tienen una duración de cuatro años, estando todo el tiempo presente la figura de revocación de mandato.

CG-EZLN; el Comité Clandestino Revolucionario Indígena- Comandancia General del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional fue públicamente el órgano directivo del movimiento zapatista y posterior a la creación de los Caracoles han manifestado la existencia de dos tipos de estructuras que componen a dicho movimiento.

Por un lado está la estructura civil organizada por los cinco Caracoles y conformada por las Bases de Apoyo Zapatista, por el otro lado se encuentra la estructura político-militar  liderada por la Comandancia General, estando al frente como vocero y líder militar el Subcomandante Insurgente Moisés.

Consejo de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas;  es una Organización Civil de inspiración cristiana y ecuménica (fundada en 1989[13] por el obispo Samuel Ruiz) sin fines de lucro que tiene como misión apoyar a grupos vulnerables mediante la documentación, atención, seguimiento e intermediación de conflictos que violenten los derechos humanos de personas o grupos en Chiapas, principalmente de los pueblos indígenas.

Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, sociedad civil y estudiantes de la escuelita zapatista; este grupo es heterogéneo y está formado por Organizaciones No Gubernamentales (ONG), sindicatos, asociaciones campesinas, asociaciones civiles, estudiantes e individualidades que son afines a los pronunciamientos de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

En tanto los estudiantes de la escuelita zapatista, son principalmente jóvenes de todas partes del mundo que han asistido al proyecto de “la libertad según los y las zapatistas” que consiste en que el estudiante conviva una semana con una familia perteneciente a las Bases de Apoyo Zapatista, conviva con otros estudiantes y asista a conferencias, reuniones y demás eventos en el Caracol al que pertenece su familia.

Antagonista:

CIOAC-histórica; La Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos es una organización que con anterioridad al levantamiento zapatista de 1994 estaba ligada al Partido Comunista Mexicano, al PSUM y al PMS, inicialmente orientada por la defensa de los derechos sindicales y campesinos de los productores y jornaleros de café.

Sin embargo, posterior a 1994, esta organización se fracturó en varias asociaciones con distintos calificativos (histórica, democrática, independiente, nueva fuerza, etc).

Se presume que sus dirigentes se encuentran ligados al PRD y al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), mismos a los que ha apoyado durante los procesos electorales y en acciones de acoso y agresión a grupos antagónicos. Esto lo hacen en primer lugar para conseguir nombramientos como candidaturas para presidencias municipales o lugares en las listas para regidores. El EZLN ha denunciado que forman parte de la estrategia contrainsurgente que copta organizaciones de este tipo para intercambiar recursos y favores a cambio de ataques a las Bases de Apoyo.

Actores de apoyo del antagonista:

PVEM de Chiapas; este partido es el que actualmente gobierna el Estado de Chiapas mediante el gobernador Manuel Velasco y controla 1 de cada 3 municipios de Chiapas

Gobierno del Estado de Chiapas. El gobierno del Estado de Chiapas ha jugado un roll fundamental en la estrategia contrainsurgente en Chiapas mediante su coordinación con grupos militares, el financiamiento de agrupaciones paramilitares y la realización de programas sociales  de manera discrecional.

En el último año se ha visto un interés especial del gobernador por el municipio de Las Margaritas, en el que se encuentra “La Realidad”, de tal modo que Manuel Velasco recibió ahí el año nuevo en 2014 y el 25 de febrero del mismo año inauguró junto con el presidente municipal una obra para espacios deportivos que precisó una inversión de 2 millones y medio de pesos según la pagina de comunicación del Ayuntamiento.[14]

Gobierno Federal: Es difícil demostrar la participación del Gobierno Federal en este conflicto, sin embargo La Junta del Buen Gobierno del Caracol I y la CG-EZLN ha denunciado su participación mediante la colaboración de diputados y senadores federales de Chiapas, así como su coordinación con el comisionado por la paz en Chiapas Luis H. Álvarez. Lo cierto es que el EZLN a reconocido históricamente al Ejecutivo Federal como su principal adversario y desconoce el trabajo del poder Legislativo y Judicial en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, además de que a partir de 1994, el Ejecutivo Federal ha sido el principal actor en realizar acciones en contra del movimiento zapatista.

2.3.1 Identificación de recursos económicos, políticos e ideológicos

Esta parte del análisis de coyuntura es fundamental y consiste en identificar cuáles son los recursos que es capaz de movilizar el actor durante la coyuntura, esto con base en una división de estos en tres tipos.

Recursos económicos; estos recursos son todos aquellos bienes materiales que ha movilizado, materializado en activos físicos o circulantes.

Recursos políticos; este tipo de recursos engloban a todas aquellas alianzas que ha podido hacer valer de manera efectiva durante el desarrollo de la coyuntura, para saberlo hemos de reconocer cuales otros actores han podido asistir de manera directa o indirecta al actor principal durante la coyuntura.

Recursos ideológicos; como ya lo señalábamos en la cita de Jame C. Scott, cada grupo que ejerce una relación de poder sobre otro, normalmente genera elementos simbólicos que legitiman su autoridad, estos pueden condensarse en ideologías más o menos solidas.[15]

En un análisis de coyuntura sería inútil realizar un estudio profundo sobre los procesos semióticos que realizan los actores para legitimar su autoridad o bien, construir elementos semánticos de resistencia.

Debido a la poca disponibilidad de información con los que se pueden contar al momento de realizar el análisis de coyuntura, lo más recomendado es en este caso hacer un breve análisis del discurso que realiza cada actor para legitimar sus acciones durante la coyuntura, los medios por los que es capaz de darle difusión a este discurso, involucrando de ser posible un breve análisis sobre el trato mediático que reciben, con la finalidad de conocer cuáles han sido los elementos discursivos y comunicativos que emplean a fin de generar consenso entre los espectadores de la coyuntura.

2.3.2 Identificación de recursos económicos, políticos e ideológicos de la coyuntura.

Ahora identificaremos los recursos con los que cuentan los actores, señalando el tipo de recurso y el actor principal del que se trata.

Recursos económicos.

Del lado de las Bases de Apoyo Zapatistas podemos identificar 30 municipios autónomos estructurados en los cinco Caracoles, el número de zapatistas es incierto sin embargo durante la marcha realizada el 21 de diciembre de 2012 para conmemorar el fin e inicio de un nuevo periodo en el calendario Maya, marcharon en cinco ciudades de Chiapas aproximadamente 40 mil personas pertenecientes a las Bases de Apoyo Zapatistas.

Debemos recordar que durante todo el conflicto la CG-EZLN ha reusado entregar las armas, por lo que aún es posible una reacción en ese sentido.

Los recursos monetarios de las Bases de Apoyo Zapatistas también son desconocidos, aunque poseen una estructura económica de organización en la que las Bases de Apoyo generan trabajo colectivo para sostener el movimiento, el cual puede ser brindado en tiempo de trabajo, en especie o efectivo.

Se ha mencionado que las Bases de Apoyo Zapatistas reciben apoyo económico de organizaciones sociales nacionales y del extranjero; pese a que no es posible tener acceso a los montos que anualmente reciben como apoyos económicos (monetarios o en especie), el ejercicio desarrollado durante la coyuntura nos permite ver que en poco tiempo, la red de actores sociales a la que se adhiere el movimiento zapatista puede proveer una gran cantidad de recursos económicos y humanos en relativamente poco tiempo.

Por su parte, la CIOAC a nivel nacional cuenta con 22 comités estatales, 33 regionales y 347 municipales, tan sólo en su XII Congreso Nacional asistieron 2,000 delegados de todo el país, sin embargo la CIOAC – histórica opera de manera regional en el Estado de Chiapas, en el que actúan 4 organizaciones más satélites al órgano nacional.

En un comunicado de la diputada local por el PRD Hortensia Zúñiga Torres, se dio a conocer la movilización en febrero de 7 mil adherentes a esta organización por enfrentamientos derivados de su similar denominada “Democrática”.

De sus recursos monetarios tampoco existen datos oficiales.

Recursos políticos.

El EZLN además de las Bases de Apoyo Zapatistas cuenta con miembros que respaldan su movimiento siendo adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, no se conoce con precisión cuantas son las agrupaciones que la integran pero en un discurso de Marcos en 2006 durante la “otra campaña” llegó a mencionar que eran 1,036 las organizaciones adherentes.

También están las ONG´s en el extranjero que dan seguimiento mediático y apoyo económico a la organización, además de los cientos de estudiantes que han asistido a “la escuelita zapatista”.

Además de las organizaciones pacíficas, el EZLN en el pasado ha mencionado tener dialogo con organizaciones armadas al interior del país.

Por su parte, la CIOAC-histórica cuenta parcialmente con el respaldo de la CIOAC nacional, con el cobijo del PRD a nivel estatal, con diversos diputados locales, regidores y presidentes municipales en Chiapas, así como con el pacto con otras organizaciones similares.

El EZLN ha denunciado una posible negociación entre el PVEM y esta organización, sin que esto pueda ser comprobado, aunque el Comité de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas ha denunciado la participación de militantes del PVEM y del PAN en el ataque a las Bases de Apoyo Zapatistas del día 2 de mayo.

Recursos ideológicos.

El EZLN ha construido a su alrededor una narrativa que permite legitimar su actividad política y de autonomía, misma que ha cobrado importancia desde el inicio del conflicto en 1994, sin embargo en los últimos años ha optado por utilizar los medios de comunicación alternativos e independientes como mecanismo de interlocución con la sociedad civil, así como la página de internet enlacezapatista.ezln.org.mx.

La manera en como relegitima su lucha es recurriendo a elementos simbólicos de unidad y reconocimiento como la etnia, la clase social, la calidad de ciudadano y el derecho a la autodeterminación de los pueblos. Además de establecer prácticas que vinculan su discurso con la praxis, éste fue el caso del comunicado en el que informan el monto de lo recaudado para la reconstrucción de los inmuebles zapatistas y la manera en cómo serían gastados.

Por su lado, la CIOAC-histórica justifica sus acciones bajo la protesta de ser los propietarios legítimos tanto del ejido “10 de abril” como de la grava de “La Realidad”.

Para tener interlocución con la opinión pública normalmente utilizan a los diputados locales y al líder nacional de la organización.

Los elementos simbólicos de unidad y reconocimiento que utilizan son sus supuestos (porque no han mostrad documentos que así lo demuestren ante Derechos Humanos) derechos de propiedad, la protección de los derechos laborales de los obreros agrícolas y el respeto por la tierra y el precio de los productos de los campesinos.

2.4.1 Identificación de estrategias y capacidad de movilización de recursos

Identificados los recursos que podrían movilizar cada uno de los actores, debemos de reconocer cuál ha sido la capacidad de movilidad de esos recursos en un proceso comparativo entre recursos movilizados y recursos potencialmente movilizables.

Como lo señala Lomelí Valencia, los actores pocas veces movilizan plenamente los recursos que tienen a su disposición, esto es por la inoperatividad de sus protocolos de acción o simplemente porque algunos de estos recursos precisan de un tiempo indefinido para poder ser movilizados. Éste es el caso de un ejército que precisa enviar un mensaje al comité general en busca de refuerzos, o bien de un movimiento social que necesita realizar con urgencia una movilización en el centro del país, mientras que en los estados periféricos la asistencia se puede dar en cuestión de horas, existen militantes que por su lejanía no pueden brindar un apoyo físico a menos de que se les posibiliten cientos de lugares en vuelos programados para las siguientes horas.

Esta comparación puede ser cuantitativa o cualitativa, es el caso de los recursos ideológicos que por su naturaleza suelen tener resultados de corto plazo.

Identificada la capacidad de movilización de los recursos se debe realizar un estudio preliminar de la posible estratega llevada a cabo para la consecución de los fines. Precisaríamos de una colección selecta de las cientos de estrategias posibles a realizar por cada actor (sea gobierno, movimiento social, actor colectivo o individual) para realizar un estudio de grandes alcances. Como esto no es posible, bastará con la descripción de la posible estrategia que el actor ha decidido desarrollar e intentar sustentar dicha hipótesis con las distintas acciones desarrolladas durante la coyuntura, siempre en contraste con lo que ha pasado históricamente en la estructura.

2.4.2 Identificación de estrategias y capacidad de movilización de recursos en la coyuntura estudiada.

La estrategia seguida por las Bases de Apoyo Zapatistas ha sido distinta durante la coyuntura y su capacidad para movilizar recursos ha variado en ese sentido.

Primero la estrategia fue recurrir al Consejo de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las casa para que mediara en el conflicto de La Realidad, sabiendo que este organismo fundado por Samuel Ruíz es un simpatízate activo del EZLN y que por ser Consejo de Derechos Humanos posee una gran legitimidad ante la opinión pública.

Cuando sucede el ataque del 2 de mayo la estrategia cambia, entra el CG-EZLN a La Realidad con los milicianos armados y generan el evento-homenaje a “Galeano” en el que participan 5 mil zapatistas, en lo que Lazcano identifica como un acto de fuerza para mandar tres mensajes, el primero a los pobladores de La Realidad de que están alerta y no permitirán que otro ataque se lleve a cabo, en segundo lugar un acto de intimidación a la CIOAC-histórica que cuenta en dicha comunidad, según datos de Lazcano, de aproximadamente 40 familias, y en tercer lugar el mensaje de que si estuvieran dispuestos a realizar justicia por su propia mano lo podrían hacer, sin embargo están dispuestos a realizar otro tipo de acciones para responder de manera no violenta a las acciones de acoso paramilitar.

La tercera estrategia consiste en instalar un campamento de paz con la intención de crear un observatorio desde el que se vigile las acciones tanto del gobierno en materia de justicia como de la CIOAC-histórica para evitar posibles ataques.

En todo momento fue posible identificar una estrategia transversal y es que la difusión de las declaraciones de la Junta del Buen Gobierno y de la CG-EZLN se difundieron únicamente mediante medios alternativos e independientes, con la finalidad de focalizar el público de su mensaje, legitimar su trabajo en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y permitir que estos medios sean retransmitidos por otro tipo de medios, permitiéndoles cobrar mayor importancia en la industria mediática y fortaleciendo sus lazos con ellos.

La estrategia de la CIOAC- histórica se puede ver desde dos perspectivas. En primer lugar está la visión de que es una organización campesina exigiendo el respeto a sus tierras y a sus recursos, en este caso la grava.

Esta estrategia consiste en invadir y explotar unilateralmente el ejido “10 de abril”, impedir que Bases de Apoyo Zapatistas busquen utilizar sus recursos minerales y generar actividades intimidatorias y de acoso a las mismas, llegando incluso al homicidio.

Dentro de la misma estrategia actúa de manera simultánea el secretario general (nacional) de la organización denunciando las detenciones realizadas por la PGJ del Estado de Chiapas de dos de sus líderes por la participación en los actos del 2 de mayo de 2014.

Una segunda visión de la estrategia tiene que ver con considerar a la CIOAC-histórica como grupo paramilitar sostenido por el Gobierno Federal mediante los tres principales partidos políticos.

En esta estrategias se busca reproducir “el modelo Acteal” simulando un conflicto comunal para justificar el ataque a una Base de Apoyo Zapatista (y a los pueblos simpatizantes del movimiento zapatista), el acoso de las poblaciones y la ocupación de los ejidos dentro de los municipios autónomos.

Esta estrategia se considera de cuarta generación en el conflicto, siendo la primera la acción directa del ejército, la segunda la creación de paramilitares, la tercera la guerra de baja intensidad y la cuarta la utilización de organizaciones campesinas ya constituidas con fines político-militares a cambio de la dotación de tierras y puestos políticos y administrativos.

En los recursos que fue capaz de movilizar el EZLN podemos incluir los 5 mil zapatistas presentes en La Realidad el 24 de mayo, los más de mil integrantes de la sociedad civil, las cientos de cartas firmadas por ONG, intelectuales e individualidades de todas partes del mundo, que van desde ex alumnos de la escuelita zapatista hasta académicos como Noam Chomsky y David Harvey.

También está la respuesta económica de la sociedad civil de recaudar fondos para la reconstrucción de los inmuebles destruidos el 2 de mayo, en el que se solicitaron 200 mil pesos y en la que se obtuvieron en pocos meses $1,191,571, cantidad que puede ser considerada pequeña para la resolución de un conflicto armado, pero que demuestra la facultad del EZLN para movilizar a sus simpatizantes al interior y fuera del país.

De parte de la CIOAC no es posible saber cuántas personas es capaz de movilizar en determinado momento, pero debemos recordar que en la invasión al ejido “10 de abril” participaron 250 personas y alrededor de 41 camionetas, además de la portación de armas largas de sus integrantes, junto con armas punzocortantes.

Por lo demás, no ha sido capaz de generar consenso en la población y las únicas declaraciones públicas a su favor son las del secretario general a nivel nacional que denunció la persecución de sus líderes locales por lo cometido.

2.5.1 Evaluación de la correlación de fuerzas

Una vez que se ha comprendido la estructura, sus dimensiones y comunidades políticas en las cuales se articulan y los distintos actores que las componen, será importante reconocer cómo las acciones desarrolladas durante la estructura buscan modificar la correlación de fuerzas de los distintos actores.

Para ello es importante señalar que todo acto realizado dentro de la coyuntura es un acto de fuerza en el que los actores están constantemente movilizando recursos simbólicos. Por ejemplo, cuando un movimiento social es capaz de movilizar a miles de personas durante una manifestación, busca mostrar el enorme consenso con el que cuenta en la población, puede significar también un acto de intimidación con la amenaza de un paro laboral o una posible colusión de productores agrícolas que desataría una terrible escases de alimentos.

En este sentido, el estudio de la correlación de fuerzas debe ser siempre multidimensional, en el sentido de que al movilizar efectivamente un sólo tipo de recursos, en realidad se podrían estar movilizando varios tipos.

Para evitar confusiones, es importante reconocer que existe una diferencia entre la movilización efectiva de recursos y la movilización multidimensional de recursos, la primera consiste en un acto en el que se moviliza uno solo de los recursos, la segunda involucra un fenómeno más complejo que involucra al primero, siendo que cada movilización de un recurso económico es siempre un acto afirmativo y por tal motivo está movilizando epi-fenoménicamente un recurso ideológico y por lo tanto político.

2.5.2 Evaluación de la correlación de fuerzas de la coyuntura.

En la evaluación de correlación de fuerzas debemos reconocer que hasta el ataque del 2 de mayo en La Realidad, el EZLN y sus Bases de Apoyo se habían mostrado completamente intimidados e incapaces de defenderse de los ataques de la CIOAC-histórica.

Poco a poco, desde 2013 esta organización fue ganando terreno en el conflicto al no encontrar una respuesta certera por las Bases de Apoyo Zapatistas, esto quizá por la estrategia de la Comandancia General de EZLN de evitar que las Bases de Apoyo entraran en un conflicto armado y frontal con el ejército, al inicio, y con los grupos paramilitares después.

Sin embargo, el grupo político militar del EZLN y encargado de velar por la seguridad de las Base de Apoyo tampoco ha mostrado su capacidad de respuesta ante ataques armados, seguramente por temor a un contexto de guerra como el de 1995 en el que la persecución de la CG-EZLN agotó gran parte de los recursos del movimiento.

Debe reconocerse también que una acción militar directa del EZLN sobre la CIOAC-histórica hubiera justificado la instalación de bases militares cercanas a los municipios autónomos y se hubiera dado un paso atrás en los logros obtenidos en la desmilitarización durante el gobierno de Vicente Fox, que aunque no ha sido total, si ha disminuido la presencia militar en comparación con el sexenio de Salinas y Zedillo.[16]

Lamentablemente, en los últimos años ha aumentado la militarización de la zona fronteriza en respuesta a la política de seguridad nacional en lo referente al narcotráfico. Además, en el sexenio de Enrique Peña Nieto la política migratoria de su gobierno ha promovido el desplazamiento de más militares en la región con el objetivo de hostigar y detener a los migrantes, una medida criminalizante y violatoria de los derechos humanos.

El miedo por un nuevo conflicto armado parece ser hasta ahora la principal debilidad del EZLN para responder a la estrategia contrainsurgente del Estado Mexicano, sin embargo como lo señalaba Marcos en “entre la Luz y la Sobra” ellos han optado por dejar de invertir en armas para invertir en promotores de salud y educación. De tal suerte que mientras muchas organizaciones los critican por no luchar de manera armada, ellos reconocen que su reclamo es ilegitimo cuando los muertos se ponen de un solo lado, cuando los muertos los ponen ellos y no la voz que reclama. Una y otra visión son reales y suceden de manera simultánea.

Ahora bien, la correlación de fuerzas cambia cuando la Junta del Buen Gobierno pide la entrada de la CG- EZLN a La Realidad, esto se puede notar al registrar el alto de los ataques de la CIOAC-histórica o de organizaciones similares en todos los municipios autónomos.

El acto del 24 de mayo es también un acto de intimidación, en el que muestran no sólo sus armas sino su capacidad de movilización ya que en ninguno de los ataques la CIOAC-histórica logró desplazar a miles de personas, mucho menos de otros estados del país o de otros lugares del mundo.

La presencia del campamento de paz va en este sentido, ya que no sólo es un observatorio de derechos humanos, sino que es también un lugar en el que se dan cita nacionales y extranjeros, obligando a la organización y al gobierno del Estado a suspender por el momento las practicas contrainsurgentes.

Por último el Primer Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo es una experiencia que busca visibilizar conflictos que han sido excluidos de la agenda pública debido al trato mediático que desde el poder se les ha decidido otorgar, sin embargo como parte de una estrategia coyuntural, el EZLN busca refrendar su solidaridad con los adherentes a la “Sexta Nacional e Internacional” en un intento por establecer prácticas que vayan encaminadas a madurar el proyecto de una redes de actores nacionales e internacionales que al coordinarse logren enfrentar en colectivo los conflictos que surjan de su reproducción como cuerpo social y los que sobrevengan de los enfrentamientos con otros actores sociales como compañías, gobiernos, corporaciones, etc.

3.1  Prospectiva de los resultados de la coyuntura

Como parte final del análisis de coyuntura (bajo todos los estudios, análisis y reflexiones antes señalados), debe realizarse una estimación de los posibles escenarios y resultados que podrán suceder posterior a la coyuntura.

Está parte final debe de incluir tres elementos esenciales:

En primer lugar, debemos decir cuál es la situación final del proceso de correlación de fuerzas, con este apartado resuelto podremos saber si durante la coyuntura la relación de poder se ha modificado.

En segundo lugar, debemos mencionar cuál ha sido la variación de recursos que ha sufrido cada actor principal, esto con el objetivo de reconocer si durante la coyuntura se generaron grandes desgastes de recursos que podrían debilitar a uno de los actores, o si bien lo han enriquecido de tal suerte que modifique la correlación de fuerzas en el proceso ampliado de la estructura.

Y en tercer y último lugar, a manera de conclusión, debemos  saber si se ha modificado de manera sustancial la relación entre los actores principales, así como reconocer si ha existido un cambio o no en la naturaleza de los actores en cuestión, estos resultados nos permitirán conocer los cambios más sustanciales que pudo haber generado la coyuntura.

3.2 Prospectiva de los resultados de la coyuntura en el caso de estudio.

Es difícil saber qué es lo que sucederá en el conflicto, sin embargo se sientan las bases para un nuevo escenario en la estructura.

En principio de cuentas, es posible observar que las Bases de Apoyo Zapatistas de La Realidad fueron capaces de movilizar grandes recursos humanos y económicos, teniendo como saldo no sólo el establecimiento de un campamento que paz que inmoviliza momentáneamente las acciones de la CIOAC-histórica, sino que además dejó un saldo positivo en las finanzas de la comunidad.

Pese a esto, al final de la coyuntura parecería que la CG-EZLN en su intento por capitalizar la crisis que se avecinó, fue incapaz de establecer una estrategia que impidiera la posible repetición de estos conflictos intercomunitarios en el mediano plazo.

La estrategia contrainsurgente basada en grupos paramilitares y en generar conflictos intercomunitarios parece tener resultado, ante un EZLN que no ha podido dar una respuesta fuera de los comunicados, cercado por el mismo “blindaje mediático” que creó para protegerse, de tal suerte que es previsible que con el paso del tiempo surja nuevamente el conflicto con la CIOAC-histórica y con otras organizaciones, ahora en el sentido de la “recuperación” de la tierras ocupadas por los municipios autónomos, ya que ésta es una estrategia muy hábil que justifica el “achicamiento” del territorio zapatista mediante órganos legales (para algunos legítimos) y sobre todo sin la intervención directa del ejército.

Así parece suceder en el año que corre, basta recordar los comunicados del 11 de mayo y 25 de junio de 2015 en el que se denuncian ataques de grupos paramilitares ahora en el Caracol “Resistencia hacia un nuevo Amanecer. La Garrucha”, en el que destaca no sólo la implementación de una estrategia similar a la ocupada en La Realidad, sino que ahora con la promoción del antiguo dueño del predio, lo que demuestra la libertad de coordinación con que cuentan los actores antagonistas del EZLN para plantear incluso escenarios anteriores al levantamiento del 1° de enero de 1994.

De manera estructural, con el relevo generacional, étnico e ideológico en el EZLN y el posible anacronismo de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, es factible que surja una séptima declaración que posiblemente sea menos incluyente en su discurso. Este anacronismo no implica el agotamiento de sus ideales o sus líneas de acción, corresponde más bien a la necesidad de plantear nuevos horizontes frente a los cambios en el contexto social y político de México y el mundo; el agudizamiento de los problemas ambientales, el reacomodo de los equilibrios geo-políticos (que tienen su manifestación más brutal en los procesos de guerra civil que se llevan a cabo en países como Ucrania y del medio oriente) y las nuevas formas de la acción colectiva que con el movimiento de “Occupy-Wall Street” y el “hacktivismo” expuestos por Wikileaks y Anonymous, muestran la necesidad de identificar las nuevas formas que cobra el adversario y reconocer que existen prácticas políticas alternativas que pueden ser explotadas aún más por el movimiento.

Como podemos observar, en los últimos comunicados del EZLN se hace énfasis en el carácter étnico del movimiento, sería una lástima que perdieran la pluralidad de su proyecto político y cayeran en el fundamentalismo, un problema que el Sub Comandante Insurgente Marcos, Castells y otros personajes ya habían anunciado y que da algunas señales de comenzar a aparecer.

Sin embargo, los proyectos como la escuelita zapatista y el tener como interlocución a los medios de comunicación alternativos ha permitido generar mayor comunicación con sectores de la sociedad civil que figuran en la vida pública, independientemente de sus identidades étnicas.

El incremento de los conflictos por la tenencia de la tierra frente a los megaproyectos  toma cada vez mayor vigencia en el país, están activos en todo el territorio nacional disputas entre comunidades campesinas e indígenas contra empresas mineras, de agroindustria y de producción de energía eólica.

En un contexto de gran polaridad social, de niveles altos de violencia ocasionados por el crimen organizado y de ingobernabilidad es posible que el EZLN sea capaz de estructurar una nueva propuesta política, la construcción de su proceso de autonomía es para muchos una muestra de un proyecto que comienza a “predicar” con el ejemplo.

Experiencias como el Primer Festival de las Resistencias y las Rebeldías contra el Capitalismo y el Seminario “El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista” son herramientas con las que el EZLN refrenda su lealtad y compromiso frente a las otras figuras que conforman la red de actores sociales y políticos a la que pertenece, por otro lado esto permite madurar las experiencias en las que se desarrollan prácticas políticas alternativas, mismas que se dividen en actos de fuerza conjunta, actos de construcción y madures organizacional y actos de reflexión y creatividad teórico-práctica.

Estos eventos que entrelazan el pensamiento y la praxis crítica, reivindicativa y contra el poder han sido de gran utilidad para la conformación de un gran actor colectivo que podría sentar las bases de nuevos precedentes en la organización social, sin embargo, éstos poco aportan en los hechos a generar un contrapeso logístico que modifique lo que hemos denominado la cuarta estrategia de contrainsurgencia.

Es decir, que mientras el EZLN es cada vez un movimiento social más fuerte y con mayor presencia hacia fuera, en la agenda nacional, es sin embargo, un actor cada vez más débil e incapaz de establecer una estrategia local que procure salvaguardar a sus Bases de Apoyo, e incapaz también de mantener en los hechos el territorio que durante el levantamiento del 1° de enero del 1994 había “recuperado”.

Bibliografía

Lomelí Valencia, Enrique. (1989). Metodología de análisis de coyuntura. México: Universidad Iberoamericana.

Nicos Poulantzas. (1978). Poder político y clases sociales en el estado capitalista. México: SIGLO XXI.

Sánchez Serrano Evangelina. (2012). El proceso de construcción de la identidad política y la creación de la policía comunitaria en la Costa-Montaña de Guerrero. México: Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Scott James. (2000). Los dominados y el arte de la resistencia. México: ERA.

Xochitl Leyva Losano. (2002). Lacandonia al filo del agua. México. Fondo de Cultura Económica.

Documentales revisados

Mendoza, C. (Productor), 2006 México, Canal Seis de Julio, Zapatistas Crónica de una rebelión

Sitios web utilizados

http://enlacezapatista.ezln.org.mx

JUNTA DE BUEN GOBIERNO CORAZON DEL ARCO IRIS DE LA ESPERANZA CARACOL IV, TORBELLINO DE NUESTRAS PALABRAS. (2013). Denuncia de hostigamiento y agresiones. 09 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2013/11/13/la-jbg-corazon-del-arco-iris-de-la-esperanza-Caracol-iv-torbellino-de-nuestras-palabras-denuncia-hostigamiento-y-agresiones/

La Junta de Buen Gobierno, Corazón del Arco Iris de la Esperanza del Caracol IV. (2014). denuncia la agresión que sufrió bases de apoyo del ejido 10 de abril del municipio autónomo en rebeldía 17 de noviembre. 9 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/02/01/la-junta-de-buen-gobierno-corazon-del-arco-iris-de-la-esperanza-del-Caracol-iv-torbellino-de-nuestras-palabras-denuncia-la-agresion-que-sufrio-bases-de-apoyo-del-ejido-10-de-abril-del-municipio-aut

JUNTA DE BUEN GOBIERNO HACIA LA ESPERANZA . (2014). DENUNCIA PÚBLICA. 9 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/05/05/junta-de-buen-gobierno-hacia-la-esperanza-denuncia-energicamente-a-los-paramilitares-cioaquistas-organizados-por-los-3-niveles-de-los-malos-gobiernos-en-contra-de-nuestros-pueblos-bases-de-apoyo-del-e/

Sub Comandante Insurgente Marcos. (2014). Entre la Luz y la Sombra. 9 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/05/25/entre-la-luz-y-la-sombra/

Sitio del Ayuntamiento de Las Margaritas Chiapas

Ayuntamiento de Las Margaritas Chiapas. (2014). comunicación. 9 de julio de 2014, de Ayuntamiento de las Margaritas Sitio web: http://www.lasmargaritas.gob.mx/comunicacion

Sitio web de Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las casas

http://www.frayba.org.mx/

Página de La Jornada en la que se documenta la procedencia de la CIOAC-histórica

http://www.jornada.unam.mx/2014/05/20/opinion/019a1pol

Página de Contralínea en dónde se encuentra publicada la nota de Nancy Flores titulada; “Chiapas: militarización y saqueo amenazan a indígenas;

http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2014/06/17/chiapas-militarizacion-saqueo-amenazan-indigenas/

[1] Nicos Poulantzas. (1978). poder político y clases sociales en el estado capitalista. México: SIGLO XXI. PP 1-33

[2] James C. Scott menciona al respecto que existen prácticas (muchas veces lingüísticas) y rituales que se ejercen de manera sistemática sobre los oprimidos con la intención de reafirmar el conjunto de creencias y valores que justifican una relación de poder; “[…] estas formas de dominación, que son medios institucionalizados de extraer trabajo, bienes y servicios de una población subyugada, encarnan principios formales sobre la superioridad y la inferioridad, muchas veces con estructuras ideológicamente complejas”((Scott, pp.46).

[3] Sánchez Serrano Evangelina. (2012). El proceso de construcción de la identidad política y la creación de la policía comunitaria en la Costa-Montaña de Guerrero. México: Universidad Autónoma de la Ciudad de México

[4]  Estos datos fueron recopilados del documental ; Mendoza, C.(Productos), 2006 México, Canal Seis de Julio, Zapatistas Crónica de una rebelión

[5] Xochitl Leyva Losano. (2002). Lacandonia al filo del agua. México. Fondo de Cultura Económica.Pp.113

[6] Ibíd. Pp. 153

[7]   Lomeli Valencia, Enrique.(1989). metodología de análisis de coyuntura. México: Universidad Iberoamericana pp.9

[8]  Ibíd. pp48

[9] Esto puede leerse en las declaraciones que aparecen en la página de enlace zapatista

JUNTA DE BUEN GOBIERNO CORAZON DEL ARCO IRIS DE LA ESPERANZA CARACOL IV, TORBELLINO DE NUESTRAS PALABRAS. (2013). Denuncia de hostigamiento y agresiones. 09 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: <http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2013/11/13/la-jbg-corazon-del-arco-iris-de-la-esperanza-Caracol-iv-torbellino-de-nuestras-palabras-denuncia-hostigamiento-y-agresiones/>

[10] Esto puede leerse en la declaración que aparece en la página de enlace zapatista

La Junta de Buen Gobierno, Corazón del Arco Iris de la Esperanza del Caracol IV. (2014). denuncia la agresión que sufrió bases de apoyo del ejido 10 de abril del municipio autónomo en rebeldía 17 de noviembre. 9 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: <http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/02/01/la-junta-de-buen-gobierno-corazon-del-arco-iris-de-la-esperanza-del-Caracol-iv-torbellino-de-nuestras-palabras-denuncia-la-agresion-que-sufrio-bases-de-apoyo-del-ejido-10-de-abril-del-municipio-aut>

[11] JUNTA DE BUEN GOBIERNO HACIA LA ESPERANZA . (2014). DENUNCIA PÚBLICA. 9 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: <http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/05/05/junta-de-buen-gobierno-hacia-la-esperanza-denuncia-energicamente-a-los-paramilitares-cioaquistas-organizados-por-los-3-niveles-de-los-malos-gobiernos-en-contra-de-nuestros-pueblos-bases-de-apoyo-del-e/>

[12] Sub Comandante Insurgente Marcos. (2014). Entre la Lus y la Sombra. 9 de julio de 2014, de enlace zapatista Sitio web: <http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/05/25/entre-la-luz-y-la-sombra/>

[13] Ésta  y más información sobre la organización puede ser encontrada en la sitio web del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas; <http://www.frayba.org.mx/>

[14] Ayuntamiento de Las Margaritas Chiapas. (2014). comunicación. 9 de julio de 2014, de Ayuntamiento de las Margaritas Sitio web: http://www.lasmargaritas.gob.mx/comunicacion

[15]  C. Scott James. (2000). Los dominados y el arte de la resistencia. México: ERA.

[16] Para más información sobre el proceso de militarización en Chiapas y sus consecuencias sociales y comunitarias véase la nota periodística de Nancy Flores, publicada en la sitio web de Contralínea el 17 de junio de 2014 titulada “Chiapas: militarización y saqueo amenazan a indígenas; <http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2014/06/17/chiapas-militarizacion-saqueo-amenazan-indigenas/>

Anuncios